Colabora

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

destino-fondos-escuela

dona_edu

DONA EDUCACIÓN

Puedes hacer donaciones puntuales o hazte socio con aportaciones mensuales

colectivos

LA UNION HACE LA FUERZA

Si sois un colectivo o empresa, con poco podéis generar una gran ayuda. Haz click e infórmate de las opciones que ofrecemos

IMG_20150526_160846

PARTICIPA EN NUESTROS EVENTOS

Infórmate de lo que ocurre y ven a pasarlo bien por una buena causa

IMG_20150526_161632

HAZTE FUNDRAISER

Genera un evento o actividad de captación de fondos para la Escuela del Vidrio.

Siempre hemos creído en la Educación como factor de cambio, como herramienta para generar pensamiento crítico, libertad de decisión y expresión. La Educación abre caminos, posibilita caminos; nos da la capacidad de crear pensamiento, de soñar y poder hacer realidad lo que queremos en nuestro futuro.Pero, como todo, la Educación ha de ser responsable, limpia, accesible y justa.

Responsable porque ha de adaptarse a las necesidades de las personas a las que va dirigida. La Educación sirve al ser humano, es su herramienta; no lo obliga ni lo manipula. La verdadera Educación ofrece e implica libertad. Limpia porque la inversión que los gobiernos hacen para Educar a sus jóvenes y a su infancia, ha de ser de priorizada y manejada de forma eficiente y transparente. Según los estudios de los últimos 15 años, la inversión en Educación crece, pero la calidad de la Educación disminuye. Además la distribución de dicha inversión prioriza a sociedades con altos recursos, dejando atrás de forma continuada a las personas de escasos recursos y pobres, sobre todo en las áreas rurales. Es por ello que la Educación ha de ser accesible para todos, independientemente de su nivel económico, sexo, religión u origen. Sin ello, no hay desarrollo hacia la equidad. Queremos por ello una Educación justa e igualitaria. Queremos que el cambio consista en la globalización de este Derecho Humano tan fundamental.

Con esto queremos que ustedes vean el nivel de implicación del que precisamos. La situación en este país es muy evidente: la inversión pública en Educación se gestiona ineficazmente, no se distribuye de forma equitativa ni tampoco se priorizan los sectores más necesitados. Necesitamos que los niños y jóvenes de Honduras se eduquen. Tenemos ante nosotros una oportunidad para el cambio.